26.6.09

Historias que suenan y sienten

Sabemos que existen muchas clases distintas de videos musicales. Algunos son una mezcla indefinible de escenas inconexas, otros son tan claros que estremecen el corazón.

Bandas en vivo. Grandes escenarios. Una habitación vacía. Imágenes en 3D. Vistas retrospectivas. Los creativos han inaugurado nuevas estéticas, han copiado y han remodelado.

Sin embargo, al pensar en los videos que más me gustan, me llamó la atención un denominador común: necesito que cuenten una historia. Si no es así, simplemente no se ganarán un lugar importante en mi podio.
Haciendo un recuento de aquellos memorables que trazaron un trayecto, descubrí que algunos de ellos no sólo contaban una, sino múltiples historias.
Cuentos que surgen en cada rincón de la calle, que se esconden en el colectivo, que están guardados en los bolsillos de todos los que caminamos las veredas de la ciudad cada día.
Porque todos tenemos algo para contar.

Sentimos, nos encontramos, sufrimos, nos comunicamos. Y aquí empieza nuestro recorrido.

  • Partimos con historias simples. Miradas congeladas en fotografías que esconden todo un mundo detrás de la mirada. Un camino de casualidades. Y de rosas.

    He aquí la canción que me hizo conocer al grupo más maravilloso, que a pesar de los cambios hoy sigue intacto y con su esencia más viva que nunca.



  • Así continuamos. Siempre existen aquellos que nos han hecho daño. Son cicatrices, lecciones aprendidas, fortaleza a golpes.

    Y quizás en el aire o en el agua, tengan algo que decir...

    So aim at me, I'm your sour tear, aim at me
    Stop this hurting man from harming your betrayed love



  • Una última estación para nuestro recorrido. El mejor video que he visto cuando de este género tan especial se trata. Fueron muchas las ocasiones en que observé la mirada de quienes me acompañaban mientras viajaba. Cada uno de ellos tan sólo espera llegar, pero mientras tanto, ordena sus pensamientos, busca soluciones, resuelve el acertijo que le ha sido encomendado.

    Porque todos tenemos nuestro enredo interminable con el cual lidiar día a día.

    I wish I knew how it would feel to be free
    I wish I could break all the chains holding me

    He aquí una obra maestra que aún hoy me emociona.



De esta manera hemos sido testigos de las historias más personales, aquellas que rebotan en nuestra memoria y que un día de estos pueden chocarse, fundirse.
Al fin encontrarse.

Agu Miglio.-

1 comentario:

Betzabé!!! dijo...

Pensé que ya no ibas a escribir más, y cuando vi el aviso en mi escritorio no dudé en venir a leerte.

Me gustó mucho el último video... a veces hay tantas cosas en la cabeza del pasajero de al lado que ni siquiera nos las podemos imaginar.

Creo que a mí me gustan más los videos que cuantan una historia, evectivamente, pero además de los lindos y profundos, también me gustan los divertidos que me hacen sonreír. Mis favoritos son Gives you hell de The all-american rejects y Misery Business de Paramore... me río mucho.

Qué bueno que actualizaste!

[
Descubriendo la cotidianidad.
Reflejando
su magia en cada trazo.
El
arte color vainilla. ]