30.11.09

Canción desesperada


El tiempo es uno de mis temas preferidos y probablemente sea el de 2/3 de la población mundial, sólo porque es uno de los fenómenos que nos roza a todos muy cerca. Ya oficialmente en Diciembre, comienzo a pensar en los propósitos que planteé a principio de año y que por supuesto, apenas releí esta semana. Entre aquellas palabras encontré muchas otras: pequeños textos con distintas fechas pero todos escritos entre las 4 y las 5 de la mañana. Frases repletas de adjetivos.

Es extraño pensar que sólo tengo un vago recuerdo de qué era lo que estaba pensando exactamente en ese instante, dato alarmante teniendo en cuenta que datan de un año atrás.

Son simplemente prófugas expresiones, se escaparon, se mudaron. Ellas han sido víctimas de mi maravillosa habilidad para desplazarlas. Porque lo que poco importa, fácil se olvida.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando uno se da cuenta de que ha archivado recuerdos irreemplazables y claves en todos los cajones pero decidió desechar todos y cada uno de los que corresponden a un cajón en especial? Él está lleno de espejismos triviales, yo les di ese nombre.

Y los textos se quedaron, como aplacadas "canciones desesperadas", que aún hoy gritan desde el papel.

2 comentarios:

Betzabé!!! dijo...

Me hiciste recordar un poco algo que no tiene nada qué ver con el tema xD. (ya sabes, yo nunca comento algo que tenga qué ver con el tema... no sé por qué).

No me acuerdo de ninguna de las navidades ni años nuevos de mi vida, exceptuando uno hace tres o cuatro años que pasé con mi primo y estuvimos solos en su casa, comiendo sándwiches y hot-dogs con refresco... como que ni al caso, pero de veras no me puedo acordar.

Mis propósitos de año nuevo se me pierden como al tercer día, porque casi siempre son puras idioteces, como conquistar al mundo y todas esas cosas.

La canción está buena. A veces el papel también nos hace recordar cosas que habíamos olvidado... sean buenas o malas.

Besos.

Julieta Abiusi dijo...

Agu, a mi tb me ocupa bastante el tiempo (y es muy loco pensar que, por ejemplo, ya pasaron unos cuantos dias desde que escribiste tu post y que yo vine aca a comentar.
Pero cuando me doy cuenta que es una actitud demasiado incoherente (perder tiempo pensando en el pasar del tiempo), intento escaparme de los ratones y me dedico a disfrutarlo. CARPE DIEM!

[
Descubriendo la cotidianidad.
Reflejando
su magia en cada trazo.
El
arte color vainilla. ]